La app de Venca

Casi la mitad de los consumidores se va de shopping online entre las 18 y las 22 horas. Adquiere ropa y utiliza el ordenador. Así es el perfil más común de compra en Internet, según el informe “Un día de shopping con el consumidor digital”, la segunda edición del Digital Consumer Survey de Nielsen en colaboración con Dynata, con la que radiografía al consumidor digital en su vida diaria.

Los españoles hemos interiorizado, en mayor o menor medida, el comercio electrónico como una alternativa más para ir de compras. De hecho, un 88% de consumidores hizo alguna compra en la red este año, aunque es significativo que el ordenador sea utilizado en la mitad de las compras, frente al 40% del móvil. Y es curioso porque pasamos a la semana más horas conectados a través del smartphone (30,6 horas) que del ordenador (28,8 horas).

Asimismo, lo más frecuente es salir de compras por la red entre las 18 y las 22 horas, tal como hace el 45% de los consumidores digitales, un prime time del que se deduce que prefiere la comodidad y tranquilidad del hogar cuando se trata de adquirir productos.

Y lo habitual es que compren ropa, tal como hace cerca de la mitad de los consumidores, seguido de artículos electrónicos, como afirma uno de cada tres. Salud y belleza y entretenimiento son otras compras recurrentes.

¿Cómo queremos irnos de shopping virtual?

Una de las conclusiones del informe es que, a la hora de informarse sobre las marcas y productos, de momento el principal “escaparate” es la televisión, si bien ganan peso los anuncios online. Además, el 56% utiliza las redes sociales para buscar información, frente al 9% que acude a la web propia de la marca, por lo que funciona mejor “anunciarse” en la plaza donde coinciden todos los compradores, que esperar a que ellos vayan directamente hacia la marca.

Al mismo tiempo, es fundamental la experiencia, que en el caso del online se resume en ofrecer facilidad y rapidez al consumidor. En este sentido, la mitad valora principalmente que el proceso de pago sea sencillo y rápido.

Sin embargo, una de las características del shopping online es que no termina con el pago, pues seis de cada diez consumidores escriben alguna opinión o valoran lo que han comprado y cómo ha sido la compra. Un post shopping en forma de prescripción que alimenta de información, ya sea positiva o negativa, a otros consumidores. Estas opiniones en su mayor parte, el 60%, atañen a la calidad del producto o servicio adquirido, pero un 20% trata sobre el servicio al cliente.

Un consumidor permanentemente conectado

Ir de compras es una de tantas actividades que los españoles hacemos cuando nos conectamos, que son nada menos que 74 horas a la semana, bastantes más que las 56 horas que pasamos durmiendo tomando como referencia una media de 8 horas diarias.

De hecho, nueve de cada diez españoles son incapaces de permanecer un día sin estar conectados con el móvil; cuando además siete de cada diez experimentan la misma necesidad con su ordenador personal.

Y, si bien el hogar es el sitio preferido para meterse en Internet, es más habitual hacerlo de lunes a viernes (95%) que en fin de semana (73%). Eso sí, cobran importancia otros espacios más dinámicos, como el transporte público (35%) y cuando vamos de compras (29%).

Según la responsable de medición de Media de Nielsen, Maira Barcellos, “también debemos prestar atención al hogar, donde empezaremos a ver más dispositivos conectados. Aumenta la conexión a Internet por la Smart TV y por las consolas de videojuegos. Esto no es más que la punta del iceberg de todo lo que está por venir en consumo digital desde el hogar, que dejará de ser una ubicación circunstancial para ser parte activa del shopping. El hogar será el próximo formato comercial”.