La campaña es obra de DDB

Con el T-Roc y T-Cross, Volkswagen amplía su gama de SUV; pero la marca reconoce que ha detectado un problema entre su público: al tener un nombre tan parecido, la gente confunde un T-Roc con un T-Cross. 

Bajo el concepto “Diferenciarlos es un juego de niños”, Volkswagen ha estrenado una campaña de comunicación en mostrar que, para distinguir un T-Roc de un T-Cross, solo hace falta un poco de atención.  

Buscando siempre la simpleza y notoriedad del mensaje, la agencia DDB ha vuelto a recurrir al imaginario popular infantil utilizando el juego de “Veo, veo” adaptado a canción por Teresa Rabal. De esta forma, en el spot vemos un joven jugar al “Veo, veo” con la gente de la calle, la cual le ayudará a entender que el coche que acaba de ver, aunque también empieza por la T, no es el que él se imaginaba.

La creatividad en televisión pone el foco en la diferencia del nombre entre los dos modelos. En otros formatos más interactivos, la agencia aprovecha estas oportunidades para resaltar las diferencias más específicas de cada uno de los modelos, tanto de diseño, espacio interior como en sus prestaciones. 

La campaña está activa desde el día 4 de enero y contará con una pieza principal en televisión de 30”, dos piezas diferentes de 20”, además de otras ejecuciones en diversos formatos como radio, prensa, exterior y medios digitales. PHD maneja los medios.