La creatividad es de China

Para dar a conocer esta iniciativa, el anunciante ha estrenado una campaña para televisión, creada por la agencia China (Zenith maneja los medios) y que también se difunde en internet. Con dos versiones de 45” y 60”, la creatividad se centra visualmente en los rótulos de algunos de los establecimientos (algunos muy conocidos como Lucio o Mingo), que hoy siguen cerrados y que se preparan para volver a la nueva normalidad, así como en las llamadas de ánimo entre los representantes de las marcas y los de estos locales.

Como ya anunció Mahou San Miguel hace unas semanas, el esfuerzo de sus cuatro principales marcas permitirá movilizar la mayor contribución del sector a la hostelería, con una aportación extraordinaria de producto que supondrá para sus clientes hosteleros una facturación estimada de más 75 millones de euros. Una medida que, como explica César Hernández, director general de marketing de Mahou San Miguel, “da forma a un sentimiento de colaboración asentado en todas las personas que forman estas cuatro marcas y el conjunto de nuestra compañía y que, ahora más que nunca, quieren ayudar a la sociedad en este momento difícil, canalizando su compromiso en apoyar a la Hostelería, como ese lugar en el que nos unimos para compartir momentos muy importantes de nuestra vida”.

Caída de las ventas de cerveza

Las ventas globales de cerveza en España han caído un 40% desde el inicio de la crisis, lo que demuestra que el incremento experimentado en el canal de alimentación no compensa el derivado por el cierre de la hostelería, según Cerveceros de España.Asimismo, la producción de la bebida también ha sufrido un retroceso considerable. En el caso de las cerveceras de menor tamaño, al tener una mayor dependencia de la hostelería por ser éste prácticamente su único canal de ventas, la caída se sitúa en torno al 75%, según fuentes del sector y de la Asociación Española de Cerveceros Artesanos Independientes, que forma parte de Cerveceros de España. Aunque se ha registrado un aumento de ventas en el canal de alimentación (que no llega al 33% en abril), este dato no compensa en absoluto el descenso de ventas global de esta bebida, ya que el 67% de su consumo se produce fuera del hogar, que representa más de un 80% en valor.