Lo que empezó como una broma por whatsapp entre Pablo Calavia, director de marketing de KFC, y el community manager (CM) de KFC, de PS21, se convirtió en un desafío que movilizó a miles de personas en Twitter.

El CM pidió ayuda a los seguidores de KFC tras compartir el Whatsapp de Pablo Calavia en el que decía: ‘Si llegamos a los 200.000 hoy te doy 5.000 euros. Te lo prometo’ y Twitter se volcó con la causa. El hashtag #BonusCMdeKFC se convirtió en trending topic junto con tendencias como la Isla de las Tentaciones, Masterchef Celebrity o la polémica de Andrea Levy. Publicó el tuit en diferentes idiomas como catalán, gallego, chino, japonés o inglés y perfiles como ForoCoches o Infojobs, o Álex Pinacho, community manager de La Resistencia, apoyaron la acción.

El perfil de KFC logró 37,5 millones de impresiones durante la tarde del martes y consiguió alcanzar los 200.000 seguidores en solo tres horas. Este es el último hito de la marca, que responde a un cambio de estrategia en la forma de comunicarse con los usuarios. ‘Queríamos comunicarnos de forma natural con la comunidad, huir de la comunicación forzada que utiliza la mayoría de las marcas y convertir a KFC en un usuario más’, explica Yerai Gómez, director creativo de PS21. En el último mes, el perfil de Twitter ha ido ganando seguidores y conseguido ser trending topic en varias ocasiones gracias a una estrategia basada en memes, bromas y troleos a usuarios y marcas y un contenido que se crea y se genera a diario vinculado a la actualidad.