Elena Carasso, directora de online y cliente de Mango

Hace unos meses Mango celebraba el veinte aniversario de su tienda online y anunciaba su ambicioso objetivo de llegar a los 1.000 millones de euros en facturación este 2021.  Entre las estrategias para lograrlo, la diversificación (por ejemplo, con su nueva línea de hogar) y la entrada en su e-commerce de terceras marcas. Según la directora de Online y Cliente de Mango, Elena Carasso, su "objetivo no es convertirnos en un marketplace multimarca masivo, sino extender nuestra oferta comercial de la mano de marcas que encajen con nuestro posicionamiento”.

El primer acuerdo firmado ha sido con Intimissimi: tendrá una duración de 3 años y contempla el lanzamiento de este servicio en seis países (España, Países Bajos, Alemania, Reino Unido, Portugal y Francia), con el objetivo de ir expandiéndolo progresivamente al resto de mercados donde Mango vende a través de su portal online.

En cuanto a los siguientes pasos a seguir por parte de la compañía, Elena Carasso señala que “el ecosistema tecnológico que se ha desarrollado en estos últimos meses para poder comercializar las colecciones de Intimissimi nos permitirá poder integrarnos con nuevas marcas accediendo a sus propios productos y stocks. Seguiremos analizando nuevas oportunidades que aporten valor a nuestras clientas, siendo extremadamente cuidadosos con el encaje de estas con la marca Mango, que es uno de nuestros mayores activos”.

A cierre de 2019, el canal online de Mango alcanzó los 564 millones de facturación, que representaron el 24% del total de ventas de la compañía.