España está en fase de desescalada

Aunque la preocupación porque el sistema de salud pueda hacer frente a la situación actual y a un posible repunte del virus sigue estando presente en los españoles, el temor a la gravedad y duración de la crisis económica derivada de la sanitaria está muy presente, se indica en el informe elaborado por el equipo de investigación de Mediacom. España se sitúa como uno de los países más pesimistas en este sentido, pues tres de cada cuatro ciudadanos no creen que la economía se recupere rápidamente.

Eso hace que las tensiones y emociones negativas crezcan ante un futuro incierto, sobre todo en lo económico y laboral, además de aumentar sentimientos como la resistencia e incluso temor.  “Para la comunicación de las marcas es clave que sean muy sensibles con este estado de ánimo y que, ahora más que nunca, ofrezcan una perspectiva positiva, que nos hablen en un tono reconfortante y, además, demuestren su compromiso con la sociedad en este momento de crisis”, señalan los responsables del estudio. 

En cuanto a los hábitos de compra, en abril, periodo de análisis de este nuevo informe, se ha reducido el número de veces por semana que se acude al supermercado: 4,7 veces frente a las 5,5 del comienzo de la crisis sanitaria. Sin embargo, el volumen total de compra se ha visto incrementado, ya que en cada compra se gasta más: desde finales de marzo está en máximos históricos de 24 euros de ticket medio comparado con los 16 euros de antes de la crisis y aumentos del 45% respecto a las mismas semanas del año pasado. En cada compra la cesta se llena más para evitar salir a la calle, pero también porque las ocasiones de consumo fuera del hogar, como las salidas a los restaurantes, se han trasladado a casa. Semanalmente, el gasto promedio es de 114 euros, comparado con los 90 euros de antes del confinamiento, lo que supone un incremento del 25%.  A este incremento de la cantidad de cosas compradas, también habría que añadir el de los precios, obviamente.

Por otra parte, la compra se hace lo más cerca posible de casa, “lo que beneficia a los supermercados regionales y al grupo DIA”, apunta el informe, aunque también el e-commerce aumenta. Durante el confinamiento, el 13% ha comprado por primera vez alimentación y bebidas online, un nuevo hábito que tiene mucha probabilidad de consolidarse y mantenerse, aunque “para ello es clave, que el canal online ahora sepa responder a la creciente demanda”, se indica.

El informe también detecta en este mes de abril una recuperación de los pedidos de comida a domicilio a través de aplicaciones que ha aumentado un 38% comparado con niveles de antes del estado de alerta. 

Respecto al consumo de medios, el alivio en el confinamiento y una cierta saturación de las noticias relacionadas con la situación, hace que haya descendido ligeramente el de televisión que, no obstante, sigue siendo alto: un 61% dice que ha aumentado su consumo en abril frente al 68% que lo había hecho en marzo. Sin embargo, señala el estudio, aumenta especialmente el consumo digital, en plataformas de contenido audiovisual, el vídeo online y las redes sociales.

Normalidad

Por otro lado, respecto a las expectativas tras el confinamiento y el estado de alarma, un estudio interno de MediaCom señala que un 39% cree que las cosas serán distintas y solamente un 22% piensa que la llamada ‘nueva normalidad’ será igual que antes del coronavirus. En concreto, el 40% dice que volverá a disfrutar de su tiempo libre de la misma manera que antes, pero más de la mitad de los españoles (56%) cree que lo hará  de otra manera, aprovechándolo para más actividades con la familia y amigos, dentro o fuera de casa. Y añade un dato procedente de Zinkar: casi 7 de cada 10 españoles cree que esa normalidad no se producirá antes de los próximos 5 meses. Y, con el verano ya cerca, casi la mitad de los que tuvieron que retrasar sus planes de vacaciones, prioriza retomarlos para después de la crisis del COVID-19, según la tercera ola del estudio del Global Web Index.