Zara, la marca más asociada a España

Realizado seis meses después del inicio de la pandemia mundial, “el Índice revela una inesperada resistencia durante un año de crisis”, señalan sus responsables. En el caso de España, y teniendo en cuenta que está siendo uno de los países más azotados por la pandemia, desde distintas perspectivas, no solo se mantiene en la misma posición que en 2019, colocado en el puesto número 23, sino que de las seis dimensiones analizadas en el informe, destaca por la dimensión Herencia & Cultura, y Turismo, que son las asociaciones más potentes de la marca.

La percepción sobre el “Made In” ha mejorado desde 2014, aunque todavía presenta áreas de mejora, al igual que su imagen en cuanto al Sistema de Valores, Potencial para los Negocios y Calidad de Vida. España, comentan los responsables del informe, genera una potente conexión emocional entre sus audiencias: el 33% de los entrevistados se sienten ‘apasionados’ con España y el 31% tiene admiración por el país.
Por otra parte, en el informe de este año aumenta el porcentaje de personas que perciben España como un país bueno con el que hacer negocios, situado en este momento en el 75%, frente al 61% de 2014.

Japón se mantiene en el puesto número uno en la clasificación, posición que ocupa desde que se lanzó el primer Índice, en 2014. Le siguen Suiza, Alemania y Canadá. Mientras que Emiratos Árabes Unidos y Nueva Zelanda entran por primera vez en el grupo de los diez primeros, concretamente en novena y décima posición, respectivamente.

Por otra parte, entre las principales conclusiones de esta nueva edición del informe, se observa el avance regional de zonas como Oriente Medio y África, mientras que Nueva York se mantiene como la ciudad más influyente para los próximos tres años, seguida de Beijing, Washington, Londres y Tokio. 

El trabajo de campo se llevó a cabo entre el 2 y el 11 del pasado mes de septiembre. Para realizarlo, FutureBrand trabajó con QRi Consulting, su socio de investigación internacional. La investigación se desarrolló a partir de una muestra de población cualificada formada por personas que viajan frecuentemente y que evaluaron la imagen y reputación de los 75 países principales por PIB según el Banco Mundial. Se realizaron 2.500 entrevistas a directores ejecutivos, mandos intermedios, médicos y funcionarios públicos de alto nivel de todo el mundo. Cada uno de ellos evaluó a siete países con los que estaban familiarizados.