La campaña es obra de La Despensa

El Mundial de fútbol era el acontecimiento más grande y esperado del año, y el momento perfecto para que Burger King potenciara su reparto en casa. Pero tenía varios problemas. Uno de ellos era que cuando la selección española de fútbol disputa un partido, los pedidos a domicilio suben hasta un 35%, pero la mayoría se los lleva la pizza.

Otro de los problemas era que Burger King no era uno de los cientos de patrocinadores oficiales, y su principal competidor, sí. Por sorpresa destituyeron al seleccionador nacional Julen Lopetegui y este hecho les sirvió para montar "la promoción más pequeña de la historia", ya que estaba dirigida a una única persona: el exseleccionador nacional, que al regresar de Rusia, se iba a encontrar la nevera vacía.

La campaña, creada por La Despensa, se apoyó en un insight potente: cuando se regresa a casa de un viaje, la nevera suele estar vacía. La marca aprovechó un acontecimiento ajeno a la marca para colarse en tiempo real en la conversación del Mundial y se lanzó a las pocas horas de la destitución del entrenador de la selección española. La campaña, planteada desde un punto de vista táctico pero con un objetivo estratégico, requirió un único post en Facebook. La publicación consistió en una imagen acompañada por un texto que animaba a Lopetegui a pedir el servicio de home delivery de Burger King.

Resultados comerciales

Ese único post colocó a Burger King en la conversación del Mundial de Fútbol, de la que antes no formaba parte, y permitió alcanzar a más de 3,7 millones de personas, así como generar más de 16.000 interacciones en un solo día. El alcance orgánico de la publicación fue de 625.015 con una invesión en producción de cero euros, y se convirtió en la publicación de Facebook más compartida de la marca en España con un engagement del 1,83%. Gracias al impacto de las redes sociales, los pedidos a domicilio aumentaron un 9%.