Lexus Self-charging hybrid range Julio 2019 MED
Imagen de un anuncio de Lexus

Las 284 marcas, indica el informe, ya habían tenido una actividad moderada en la semana anterior (cuando se decretó el cierre de los centros educativos), inferior a los 270 Grp’s.

La parálisis afectó fundamentalmente a las marcas de los sectores de Lujo, Automoción, Fragacias y Belleza, Finanzas y Seguros y Restauración. Entre las principales marcas que optaron por paralizar su actividad destacan, según este informe, Antonio Puig, Henkel y Lexus.

Pero, al mismo tiempo, hubo 126 marcas que optaron por comenzar sus campañas en la semana del 16 de marzo (y que habían estado inactivas la anterior), algunas de ellas con volúmenes de presión que superaron los 699 Grp's. Son marcas en su mayoría pertenecientes al sector de Alimentación, “uno de los territorios que más ha visto incrementar su consumo en esta nueva situación”, explican los responsables del informe. Aunque también se encuentran en esa tesitura marcas del sector de Belleza, E-Commerce o Alquiler de vehículos.

En la comparativa de la primera semana de confinamiento con la anterior, el número de campañas ha descendido un 14,9% (1.065 frente a 1.252), el de marcas un 16,6% (795 frente a 953), el número de anunciantes ha caído un 18,4% (636 sobre 779) y se han contabilizado un 21,6% menos creatividades nuevas (163 frente a 208). En cuanto al número de Grp's, ha registrado una evolución negativa del 4,5% (52.098 en la semana del 16 de marzo, sobre los 54.536 de la anterior), y también en lo que se refiere a Grp's a 20”, que ha caído un 1,9%. El número total de inserciones ha registrado un descenso del 15% (con 142.246 frente a las 167.252 de la semana anterior), así como también han descendido los segundos de ocupación publicitaria, que se han quedado en algo más de 2,8 millones, con una caída del 12,7%. Y, todo ello, ha hecho aumentar la media de Grp's por spot en un 12,3%.

Por lo demás, el tiempo dedicado a ver la televisión continúa en expansión. El pasado lunes se registró una media de más de 5 horas, lo que supone alrededor de un 40% más del tiempo que se registró el lunes 9, antes de entrar en vigor las primeras medidas ante la crisis sanitaria.