Imagen: Venca

De acuerdo con el estudio desarrollado por nPeople para la AEA, basado en los datos del tracking Consumer Pulse Report, de GfK, durante la semana del 11 de mayo, con algunas zonas ya instaladas en distintas fases de alivio del confinamiento, el número de compradores online ascendió al 67,1%, el dato más alto desde que se instaló el estado de alarma.

En esa misma semana, un 91,2% de los consultados habían realizado alguna compra electrónica alguna vez, dato que también es el más alto desde que se empezó a realizar este informe. Por otra parte, hay un 36,6% de usuarios que declaran estar comprando más a través de comercio electrónico, un perfil que va en aumento, señalan los responsables del informe. Y, en la última semana, señalan, se ha producido un repunte hacia productos del sector de la moda, siendo la categoría que registra más compradores, incluso por encima de alimentación.

Todo ello unido a que, según se observaba ya en la anterior ola del estudio, un 52% ha apostado por nuevas tiendas en sus compras digitales (era un 42% en la oleada anterior del estudio) y ha adquirido productos en webs de las que nunca antes había sido cliente, hacen señalar a los responsables del informe que, también la desescalada está incentivando la compra online, “que presenta un crecimiento progresivo durante la pandemia. Está haciendo que el e-commerce sea el futuro de cualquier establecimiento, planteando un reto urgente para aquellos que aún no disponen de plataforma online: llegar al cliente dependerá de la digitalización”.