La campaña fue desarrollada por Ymedia

A pesar de ser una de las revistas más esperadas para los clientes de la marca, el catálogo de Ikea no era relevante para los jóvenes de 18 a 24 años. Para cambiar este hecho, la firma decidió hablarles a través de las redes sociales.

La agencia Ymedia, a través de social listening, detectó que el rapero Arkano había hecho una referencia a Ikea en uno  de sus mensajes en Twitter. Un hecho que podía ser el punto de partida para una colaboración con él para conectar con el público joven que buscaba la marca. En primer lugar, la marca respondió a ese tuit con un desafío: hace una rima con el nombre del sofá más famoso de la marca, el Ektorp. En pocos minutos, el rapero subió un vídeo cumpliendo con el reto.

Después Ikea aumentó la apuesta y le propuso improvisar con el resto del catálogo y sin haberlo visto antes. El artista volvió a aceptar pero, a cambio, insinuó la posibilidad de que Ikea le regalase el sofá. Sin embargo, la compañía le ofreció algo mejor: amueblar el centro socioeducativo San Blas de Alicante.

La marca realizó una cuenta atrás del lanzamiento del catálogo rapeado generando así conversación en todos los canales sociales de la marca y logrando casi catorce millones de visualizaciones, un engagement de 2.750.000 interacciones.

Resultados comerciales

Ikea consiguió la mejor cifra de ventas de la historia de Ikea España entre los jóvenes de 18 a 24 años. Con un presupuesto muy ajustado, logró que las ventas crecieran un 41%, que aumentase un 34% en el volumen de clientes del segmento y un 39% las vistas a tienda durante el periodo que se desarrolló la acción.